FANDOM


El gran libro de la magia infernal Editar

Este libro solo puede ser usado por entes infernales, y en casos muy excepcionales, humanos o brujos, pero como por el momento no hay humano que pueda leer el lenguaje de los demonios (que no esté muerto o devorado por un Leviatán, obviamente) estos hechizos serán de uso exclusivo por las tropas infernales, y su origen, obviamente, infernal. Solamente el ritual del pozo negro (Demonius Ritus) puede ser usado por humanos, pues Abdul explicó como hacerlo antes de morir.

Hechicería y poderes infernales: Editar

Orbe Oscuro: Editar

Este es un Poder Infernal. Es un Hechizo defensivo, alrededor del Demonio o un aliado que él decida se crea un Orbe de oscuridad que protege. Si se gasta 30 puntos de magia, protege 40 puntos de vida, si gasta 50 puntos de magia, protege 60 puntos de vida, se le suma al gasto de magia que decida gastar un +10 para ver cuanto protege el orbe.

Telequinesis: Editar

Este es un poder Infernal. El Demonio es capaz de mover cosas a su antojo con el poder de la mente. A mas gasto de magia haga, mas daño harán sus impactos con los objetos. Si gasta 30 puntos de magia, el daño que haga lanzando cualquier objeto contra su objetivo seria de 30 puntos de 40 puntos de vida. , si gasta 50 puntos de magia, daña 60 puntos de vida, se le suma al gasto de magia que decida gastar un +10 para ver cuanto daña la telequinesis.

Estrangulamiento: Editar

Este es un Poder Infernal, consiste en que el Demonio es capaz de estrangular a su objetivo sin necesidad de acercarse a él, manteniendo una distancia y siempre la visión sobre su objetivo. Este hechizo quita 50 puntos de vida y tiene un coste de 35 puntos de magia. Durante los siguientes dos turnos, se estará estrangulado sufriendo un daño de 15 puntos de vida, para librarse de este hechizo se debe lanzar cada turno tantas tiradas de agilidad como se tenga y se requiere al menos cuatro aciertos para conseguir librarse de ello.

Misil de Craneo: Editar

Este es un Poder Infernal. El Demonio consigue que una esfera de huesos se situé delante de él, en ese momento varios huesos salen disparados hacia su objetivo. Este hechizo quita 35 puntos de vida y consume 25 puntos de magia.

Terror: Editar

Este es un poder Infernal. Si las tiradas de Poder del Demonio superan a la defensa de su objetivo, durante los siguientes dos turnos se encontrara en una alucinación, un mundo de tinieblas donde todo es humo y sombras, mientras se encuentre allí no podrá atacar ni ser atacado, pero recibirá un daño que no podrá evitar. 20 puntos de vida por turno. Realizar este hechizo gasta 40 puntos de magia.

Veneno infernal: Editar

Este es un Poder Infernal. Si las tiradas de Poder del Demonio superan a la defensa de su objetivo, un aguijón impactara en el objetivo y durante los siguientes tres turnos sufrirá un daño de 20 puntos de vida, un daño que no se puede detener de ninguna manera. Realizar este hechizo gasta 50 puntos de magia.

Caos: Editar

Este es un poder Infernal. El Demonio infunde a su enemigo en un estado de locura y Caos transitoria, si su tirada de poder es superior a la defensa de su objetivo, se hará el daño que haga el mismo objetivo a si mismo, ya que consigue este poder que alguien enloquezca un turno y se dañe a si mismo(Ejemplo; si alguien tiene una pistola que se daño hace 35 puntos de vida, se deberá disparar a si mismo y recibir esos 35 puntos de vida.). Realizar este poder tiene un coste de 50 puntos de magia

Alma Oscura: Editar

Este es un Poder Infernal. El Demonio que realiza dicho poder consigue aumentar su vida en +40 puntos pero sufrirá un gasto de magia de 40 puntos. Este hechizo lo puede realizar tantas veces como desee hasta que se le gaste la magia.

Rituales infernales Editar

Demonius Ritus: Editar

Es un ritual que sirve como canal de comunicación al infierno, mediante el mismo se “abre” una especie de puerta de comunicación que si permite la entrada de demonios menores al plano terrenal. Para este ritual será necesarios 3 huevos de cuervo, sangre propia (mínimo medio litro), un cuenco y cuchillo de ónice y la bolsa de ingredientes. El ritual en sí es sencillo, en el cuenco se debe verter la sangre directamente extraída de la persona que quiere hacer la invocación haciéndose un corte en la muñeca derecha con el cuchillo hasta verter un mínimo de medio litro, a continuación se verterá abrirán dos de los huevos de cuervo dejando verter su contenido al interior del cuenco y el tercero se colocará en el centro del mismo, rodeado de la sangre, finalmente se introducirán el resto de ingredientes necesarios y se recitará la conjuración: "¡LLAMO AL SOL NEGRO! Venid desde las entrañas del mundo oscuro, yo os conjuro a que os arrastréis en este lugar maldito y vengáis a la realidad ¡QUE LA TIERRA SUFRA EL MAYOR ABORTO! ¡qué la pureza sea erradicada para substituir a la corrupción! ¡Abrid la puerta a Gehenna!"


Finalizado el ritual, el contenido del cuenco empezará a hervir por si mismo volviéndose de color negro con una consistencia similar al alquitrán y de características ácidas pues si toca la piel de cualquier ser humano o sobrenatural del plano mortal provocará una quemadura ácida que deja cicatriz (incluso en vampiros). De esta mezcla saldrá un humo negro y espeso que formará un círculo de vapor tóxico que es el portal a través del cual pueden entrar el demonio invocado a nuestro mundo. Para completar la invocación una vez el demonio esté en el plano terrenal se le deberá ofrecer el huevo intacto que queda en el cuenco pues le servirá como fuente de nutriente inicial para mantenerse en nuestro mundo.

Este ritual no sólo sirve para traer demonios sino también únicamente como canal de comunicación en cuyo caso no aparecería el humo negro tóxico sino que el contenido del cuenco se volvería un negro pozo desde el cual comunicarse aunque en ningún caso se podrá ver con que demonio se está comunicando uno.

Rastreo mágico: Editar

Para este hechizo es imprescindible la bolsa de ingredientes, sangre y una tela blanca.

Este hechizo sólo sirve para encontrar a alguien es específico o a una raza en concreto. Sobre la tela se vierte sangre propia o de un animal cualquiera y se recita el hechizo siete veces de tal modo que la sangre empiece a hacer sobre la tela una especie de mapa marcando el lugar donde se encuentra la persona a la que se busca o un integrante de la raza (sólo uno) que se desea. No es un mapa exacto pues no muestra si la criatura se ha movido o no del lugar. Cabe decir también que únicamente se puede aplicar a criaturas sobrenaturales, celestiales, deificas e infernales pero no sirve para rastrear a humanos normales.

Advertencia